El proyecto CUCO lo formamos Jose Angel EA5HIR y Agustín EA5GSY respaldados por un gran grupo de radioaficionados. Empezamos buscando la excusa para reunirnos los fines de semana y pasar un tiempo en torno a la radio con actividades al aire libre. Ahora ese grupo de amigos se ha multiplicado y desde cualquier punto de España y el mundo se puede formar parte de el. El Cuco es la típica construcción agrícola que antaño encontrábamos en los viñedos de La Mancha, sirviendo de refugio y hogar durante las jornadas de trabajo. Actualmente hay algunos en la Manchuela Albaceteña, recordando la dureza de la naturaleza y la fragilidad del hombre que busca protegerse. En la frontera entre Madrigueras y Motilleja, donde desarrollamos muchas de nuestras actividades, se encuentra un Cuco que nos recuerda el ingenio y la humildad de nuestros predecesores. De ellos aprendemos y hacemos bandera.

Hemos cumplido seis años y esperamos que sean muchos más. Un camino que comenzó en busca de compartir experiencias, buenos momentos con nuestros amigos y siempre con la radio como punto de partida y que no nos ha defraudado en absoluto. Ahora somos más, algunos con la experiencia de habernos conocido físicamente en alguna de las actividades y muchísimos, todavía, a la espera de ese momento. En nuestro hobby no hay distancias o mejor dicho nuestro objetivo cuando encendemos el equipo es que no las haya. Eso solo lo entendemos los radioaficionados y nosotros lo hemos conseguido. El CUCO Team lo formamos ahora más de 100 entusiastas de todos los rincones de España y de 28 países que nos siguen a través del Blog diariamente. Nos llaman, nos escriben, nos dan ideas, nos preguntan, nos corrigen y sobre todo nos animan a seguir y crecer. El CUCO es una experiencia entorno a la técnica, la naturaleza y la amistad, así lo resumiría después de este tiempo.


viernes, 18 de mayo de 2018

Reajustando Slim Cuco.Una segunda vida.

Hace unas semanas nos llegaron al taller dos antenas Slim vhf/uhf de segunda generación, de las llamadas de "bolsillo". Una prueba de ajuste nos indicó que se quedaban largas para una determinada frecuencia de uso profesional, para la que NO fueron montadas y nos proponían llevarlas a su zona de trabajo definitiva sin alterar de manera importante sus características físicas. Lo cierto es que esta antena, ya sea en cinta pequeña blanca o las clásicas en negra de 450 ohmios o de 300 Ohmios no deja de sorprendernos por su rendimiento y facilidad de manejo. Otra cosa, sin embargo, es el construirlas de modo eficiente sin pifiarla... me explico de modo sencillo. Cuando realizamos el cálculo de un sistema radiante para una determinada frecuencia o banda, con su margen adecuado, tiramos de boli y papel o de programa informático al efecto y calculamos grosores, longitudes, separaciones y pureza o composición del material que deberá radiar del modo mas eficiente. Cualquier modificación posterior afectará el resultado final, como es lógico. Aprovecho, una vez mas, para recordar que si esa antena la metemos en fibra de vidrio gruesa o gorda, la forramos de plástico o la dejamos al aire, experimentará variaciones en su ajuste y rendimiento.

Cuando trabajamos en el taller, tenemos en cuenta estos y otros factores que determinan el buen funcionamiento y como curiosidad, desvelaré que ya contamos con el margen de variación que tendremos de fabricar la antena a cubierto o en exterior.


Un milímetro de diferencia en la toma de medidas no nos trastocará mucho los resultados pero dos si y con esta norma interna de trabajo hacemos caso del dicho; "mide dos veces y cortarás una". 

¡Hasta los bancos de montaje son de madera! Pues si. Todo afecta y sobre todo los elementos metálicos próximos.

La medición en el interior del taller nos daba 1:31 de ROE a una impedancia de 47ohmios. Con la antena en exterior, quedó en 1:1 a 50 ohmios, reseñando que nuestro espacio de trabajo es diáfano, sin estructura metálica alguna. Factores como la composición de la funda plástica del hilo y por supuesto el factor velocidad del mismo deben tenerse en cuenta a la hora de realizar esos cálculos.

El punto de alimentación es lo mas crítico a la hora del ajuste final


Finalmente quedó como de origen, lista para un trabajo eficiente, como cabe esperar de una antena así.

Un mini proyecto muy divertido que nos ha parecido interesante compartir. 73

lunes, 7 de mayo de 2018

¿Que hay en 60 metros?

Así comenzó la conversación...

Tiene ciertas características que me hacen pasar cada día, siempre que enciendo el equipo, por los 5.360 USB. Si es por la mañana a primera hora o por la tarde antes de la llegada de la noche, al menos un qso al estilo de los 40 metros, nacional con estaciones de las cuatro puntos cardinales, llegando siempre por encima de 9.20. A veces y mientras trabajo en el ordenador, bajo a 5.357 en digitales (FT8) y siempre "cae" alguna nueva estación de Europa del Este o del límite continental, con facilidad hacia oriente, no se porqué será que mi antena tiene simpatía con LO89, KO27 y alrededores.

Creo que no me equivoco si pienso que todos hemos empezado en esta nueva banda acoplando antenas de 40 metros, sobre todo, esperando colocar una en condiciones para experimentar una zona desconocida del espectro a medias entre los 40 y los 80 metros. Y al final llega el momento y nos decidimos a darle exclusividad, miramos ofertas disponibles en el mercado, decidimos que tipo de antena poner y al lío.

A pesar de las bajas potencias permitidas por la reglamentación que nos afecta, el colega que nos envía las fotos decide fabricarle un choque en la bajada de alimentación; se trata de un dipolo cerrado sin balum y prefiere "pasarse antes que no llegar", como solemos decir por estos barrios.

RG213 para la bajada hasta el cuarto de radio.



Desde luego, nuestro amigo Carlos es un artista. Un paciente trabajo, impecable.

Ahora hay que subir a 25 metros de altura:
Ufff, cuantos vientos, alambres, metales varios.




Ya tenemos la Cuco de 60 en posición.







Muchas gracias a EA5MT por su aportación al blog. 73