El proyecto CUCO lo formamos Jose Angel EA5HIR y Agustín EA5GSY respaldados por un gran grupo de radioaficionados. Empezamos buscando la excusa para reunirnos los fines de semana y pasar un tiempo en torno a la radio con actividades al aire libre. Ahora ese grupo de amigos se ha multiplicado y desde cualquier punto de España y el mundo se puede formar parte de el. El Cuco es la típica construcción agrícola que antaño encontrábamos en los viñedos de La Mancha, sirviendo de refugio y hogar durante las jornadas de trabajo. Actualmente hay algunos en la Manchuela Albaceteña, recordando la dureza de la naturaleza y la fragilidad del hombre que busca protegerse. En la frontera entre Madrigueras y Motilleja, donde desarrollamos muchas de nuestras actividades, se encuentra un Cuco que nos recuerda el ingenio y la humildad de nuestros predecesores. De ellos aprendemos y hacemos bandera.

Hemos cumplido seis años y esperamos que sean muchos más. Un camino que comenzó en busca de compartir experiencias, buenos momentos con nuestros amigos y siempre con la radio como punto de partida y que no nos ha defraudado en absoluto. Ahora somos más, algunos con la experiencia de habernos conocido físicamente en alguna de las actividades y muchísimos, todavía, a la espera de ese momento. En nuestro hobby no hay distancias o mejor dicho nuestro objetivo cuando encendemos el equipo es que no las haya. Eso solo lo entendemos los radioaficionados y nosotros lo hemos conseguido. El CUCO Team lo formamos ahora más de 100 entusiastas de todos los rincones de España y de 28 países que nos siguen a través del Blog diariamente. Nos llaman, nos escriben, nos dan ideas, nos preguntan, nos corrigen y sobre todo nos animan a seguir y crecer. El CUCO es una experiencia entorno a la técnica, la naturaleza y la amistad, así lo resumiría después de este tiempo.


martes, 24 de octubre de 2017

A grandes males...

Estamos , a contra reloj, fabricando una Bazooka de las XXL que tantos buenos ratos han dado a algunos. No es que alguien haya pensado en poner una de estas súper antenas así de la noche a la mañana, no; un terrible suceso ha provocado un desastre que ha acabado con la historia de una de las primeras Bazooka Cuco XXL de 80 metros. Sin prueba documental en la mano, el relato del interesado nos puso los pelos de punta:

¿Que puede pasar si dejamos un brazo del dipolo, con su coaxial rg213, sobre un campo en barbecho y maniobramos sobre el con un tractor dotado de rotovato, en marcha?




Así es, un final previsible en todos los sentidos para la niña de nuestros ojos. 

Y por eso, porque ha quedado como ha quedado, su dueño nos pide a toda marcha otra unidad para una próxima competición, de la que os traeremos información al blog.

Al hilo del "suceso", no está de mas el recordar pequeños trucos que nos pueden evitar disgustos y perdidas muy lloradas. El caso concreto que os cuento es provocado por dos circunstancias especiales sin las cuales no habría pasado nada. Lo primero a tener en cuenta es que uno de los brazos sobrevolaba un campo exterior al terreno del dueño, buscando el punto de amarre en un frondoso árbol. La ruptura del cordel que tensaba ese brazo, sin duda de mediana calidad, provocó la caída sobre el barbecho... el resto del suceso ya está comentado.
Ejemplo para dipolo bazooka Cuco de 160 metros.

Cualquier dipolo se mantiene en condiciones de uso siempre que mantenga la figura sobre el horizonte y esté afianzado en los elementos necesarios. Cuando nos vemos obligados a inventar soluciones mas allá de las ideales, debemos tener en cuenta los riesgos. Sin embargo aun en esa situación, de tener que salir de la propiedad (con permiso del vecino) y sobrevolar un campo de labor, la solución es muy sencilla para evitar ese accidente. Bastaría con colocar previamente un tirante o cable guía, de alta calidad y en material no conductivo, para sobre el poner ese brazo del dipolo, afianzado con algún tipo de brida que descargue la tensión del dipolo.

Hay que tener en cuenta que las bazooka Cuco de rg213 adquieren un peso considerable en 80 metros y 160 metros que nos obligan a cambiar el mecanizado completo, por lo que se trata de antenas construidas por encargo y deben ser tratadas como tal, esmerándonos en su colocación.

Hay ejemplos ya tratados en este blog sobre diferentes "soportes" que pueden prepararse para, además de cambiar los modos y diagramas de radiación, evitar sobre tensiones en el cable de la antena:




En la fotos mostramos como convertir un dipolo en horizontal con la carga tensional minimizada en la parte central y no en las puntas.

Animo y mucha imaginación. Es recomendable tirar de lápiz y papel y plantear la cuestión antes de subirnos a las alturas e improvisar.

73

No hay comentarios:

Publicar un comentario